La Biblia del Oso. Un escrito, un legado. Primera Biblia completa en castellano 1569-2019.

Maná, Museo de las Sagradas Escrituras A.C. (Museo de la Biblia)

En el contexto de la Celebración Iberoamericana por los 450 años de la llegada completa de la Biblia al castellano, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la Universidad de las Américas, la Provincia Franciscana de Cholula y Maná, Museo de las Sagradas Escrituras presentan al público general la exposición La Biblia del Oso. Un escrito, un legado. Primera Biblia completa en castellano 1569-2019.

Biblia es un vocablo que viene del griego biblós cuyo significado es libro; designa un conjunto de documentos antiguos considerados sagrados por judíos, protestantes, ortodoxos, católicos y otros grupos; aunque por supuesto no la aceptan e interpretan todos de la misma forma. Esta colección se inició con textos en lengua hebrea cuando menos en el año1000 antes de Cristo. Entre la segunda mitad del siglo I de la era cristiana y principios del II se plasman las Escrituras griegas, llamadas Nuevo Testamento.

Considerada la revelación del amor divino, y norma de toda revelación; se registró por escrito para que la transmisión oral sola no terminara en una distorsión del mensaje. Su correcta interpretación ha de considerar tanto la diversidad de sus conceptos antiguos del cosmos que difieren de la modernidad, cuanto la esencia de ese mensaje de amor como sacrificio por la felicidad del otro.

Esta exposición da cuenta de los textos más antiguos conservados de las Escrituras hebreas (los Rollos del Mar Muerto), hasta la impresión de la Biblia de Gutenberg y culmina con Casiodoro de Reina, realizó la primera traducción completa de la Biblia al castellano también conocida como Biblia del Oso por el emblema en su portada.

Poco más de cinco siglos después del nacimiento de la lengua de Cervantes, se imprimía la Biblia del Oso traducción hecha desde los idiomas originales: hebreo y griego, publicada 36 años antes que el Quijote, pero más desconocida en tanto que fue perseguida. A pesar de que fue realizada por un monje jerónimo: Casiodoro de Reina y la mayoría de los ejemplares fue quemada; nunca fue oficialmente rehabilitada del Índice de libros prohibidos. Sólo sobreviven alrededor de 30 ejemplares de los 2600 publicados originalmente, tres de ellos en las bibliotecas de Maná, Museo de las Sagradas Escrituras, la Provincia Franciscana de Cholula y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

La lectura o posesión de una Biblia fue durante mucho tiempo sinónimo de herejía, de peligro de ser encarcelado, torturado y quemado. El nombre de Casiodoro estaba incluido en el Índice de Libros Prohibidos como “autor de primera clase, dogmatizador, hereje máximo” del que había que huir como la peste; por ello en la portada de su traducción no parecerá publicado su nombre.

El motor de Maná al promover estas sinergias que acercan al público general mediante exposiciones a hechos históricos tan importantes, se sustenta en considerar el estudio y la difusión de la Biblia como un pilar para el desarrollo cultural, en tanto que conocer la fuente directa del judaísmo y cristianismo, su proceso histórico de conformación y transmisión permite superar fanatismos que en reiteradas épocas han desembocado en luchas religiosas. De ahí los esfuerzos por poner al alcance del público general y estudiosos interesados en incrementar su cultura y espiritualidad estos legados culturales para realizar investigación bibliográfica, hermenéutica y filológica.

Con el deseo de despertar el interés compartimos una descripción anatómica de las particularidades que el ejemplar custodiado por Maná, Museo de las Sagradas Escrituras presenta:

Biblia del Oso 1622

Basilea, M.DC.XXII. [1622] pero realmente impresa en 1569, medidas 19×25, 15 h. para el prefacio en latín, al final del mismo aparecen las siglas C.R. que corresponden al traductor de esta célebre Biblia, Casiodoro de Reyna.

En el prefacio hay dos grabados alusivos a las visiones de Ezequiel y al supliciu regis Tyrii, siguen las amonestaciones del intérprete de los sacros libros al lector.

Tiene 1483 columnas que se inician con el Génesis. 544 columnas que comienzan con Isayas. Libro de las Profecías. 508 columnas que empiezan con El Nuevo Testamento y 1 hoja para los errores y terminación.

En el colofón del libro dice: anno del señor MDLXIX en setiembre [1569]. Esta impresión es exactamente la misma que la publicada en [Basilea, por Tomás Guarinus] en 1569, pues es la edición que estaba sin vender y sólo fue cambiada la portada.

Este volumen que tiene el «oso en portada» ninguno de los bibliógrafos que se han ocupado de ello lo cita y todos dan para esta edición de 1622 un pegaso en lugar del oso grabado en la portada. En este ejemplar ni siquiera se cambió la portada ya que también se encuentra el oso con algunos detalles no bien dibujados, es exactamente igual salvo en la fecha, es decir, no aparece «En la librería de Daniel y David Aubrif.».

Conocida como «Biblia del Oso», esta obra cumbre del Siglo de Oro de las letras castellanas, llevada a cabo por un erudito multifacético en tanto traductor, políglota, teólogo, pastor y asiduo propulsor de la tolerancia religiosa; sin lugar a dudas, posee un valor histórico y constituye un patrimonio del pueblo de habla hispana.

Biblia del Oso
Share Button

Speak Your Mind

De clic aquí para leer las Directrices y Criterios para los Archivos Privados en el SNA.