El libro Las constituciones de Francisco Javier Gamboa del acervo Colegio de las Vizcaínas

Constituciones, del Colegio de San Ignacio de Loyola fundado para doncellas y viudas españolas y honestas en la corte de México. Debido a la importancia del colegio, sus constituciones se publicaron para ser enviadas a Carlos III, rey de España.

Francisco Javier Gamboa (1717-1794) fue un distinguido abogado originario de Guadalajara, en aquel tiempo capital de Nueva Galicia. Su erudición y grandes conocimientos en materia de derecho lo llevaron a ocupar distintos cargos, así como a publicar obras de importancia como el Código Carolino o código de legislación para el gobierno moral, político y económico de los negros de las Indias. Fruto de sus estudios sobre la industria minera, sacó a la luz Comentarios a las Ordenanzas de minas. Al haber sido invitado por la Mesa de Aránzazu a participar en la organización del Colegio de San Ignacio, realizó las Constituciones que rigieron dicho colegio centenariamente. Parte del espíritu de dichas constituciones se puede ver por ejemplo en la Constitución 25, que lleva por título:   “De la distribución diaria para los ejercicios cristianos y políticos en el colegio”. En ella se disponía que las niñas se levantaran a las cinco y media de la mañana para oír misa de seis y empezar luego con los deberes del día, que consistieran básicamente en hacer las llamadas “labores mujeriles” como coser y bordar, pero también aprender a leer, escribir y hacer cuentas.

Share Button

De clic aquí para leer las Directrices y Criterios para los Archivos Privados en el SNA.