Biblioteca Hispano Mexicana Carlos Prieto

Casino Español de México

Desde su fundación, el Casino Español de México contó con miembros destacados dentro de la colonia española del siglo XX. Con respecto al área cultural, siempre se vio impulsada por un miembro en especial que brindaba apoyo a sus compatriotas exiliados a través de instituciones de beneficencia, donativos a escuelas y otros medios, como la labor realizada por don Carlos Prieto Fernández de la Llana, quien fue un empresario y músico asturiano, originario de Oviedo, España. Graduado como abogado en la Universidad de Oviedo en 1919, llegó a México en octubre de 1923 invitado por su tío Adolfo Prieto para formar parte de la Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, S.A., como jefe del Departamento Legal. En 1931 fue nombrado miembro del Consejo de Administración y en 1945 presidente del mismo y consejero delegado, cargos que ocupó hasta 1977, año en que solicitó su jubilación.

Entre sus múltiples actividades destacó su interés por la difusión y promoción de actividades culturales. En la década de 1950 donó al Instituto Tecnológico de Monterrey su Biblioteca Cervantina con más de 1000 volúmenes, y formó un cuarteto de cuerdas en el que participaron su esposa Cécile Jacqué y sus hijos. Apoyó a varios patronatos: la Orquesta Sinfónica Nacional, el Centro Mexicano de Escritores, Instituto Nacional de Cardiología e Instituto Politécnico Nacional. Asimismo, apoyó económicamente algunos proyectos de El Colegio de México (Gutiérrez, 2004, p. 235).

 

Origen de la Biblioteca Hispano Mexicana Carlos Prieto

 

En 1867, el Casino contaba con una biblioteca integrada por 446 volúmenes, pero una de las preocupaciones fundamentales de los socios era aumentar el acervo de la biblioteca e invitar a la juventud española a que concurriera a “dar calor y vida al Casino”. De esta manera, en 1898, el vocal Eloy Noriega señaló la necesidad de formar una biblioteca que integrara los libros que ya poseía el Casino “con los ofrecidos por varias casas editoriales”; además, el señor Jacinto Gil Bueno, de la Casa Editorial Herrero Hnos. había ofrecido “espontáneamente y de manera gratuita” desempeñar el cargo de bibliotecario. La propuesta fue aceptada y se tomó la decisión de instalar la nueva biblioteca.

La inauguración de la Biblioteca Mexicana Carlos Prieto estuvo engalanada por los hijos del destacado español Carlos Prieto Fernández de la Llana; don Carlos y don Juan Luis Prieto cortaron el listón de bienvenida.

A la celebración del día 17 de abril de 2006 asistieron los Consejeros de la H. Junta Directiva del Casino Español y sus señoras esposas, quienes presenciaron la emotiva ceremonia de inauguración y entrega de las Medallas de Honor «Casino Español de México» a tan distinguidos asociados.

Gracias a la generosa e invaluable donación bibliográfica de la familia Prieto, el acervo de la biblioteca fue enriquecido, lo que representa una aportación más a la cultura y al arte de México y España. Cabe destacar la extraordinaria sensibilidad, el admirable espíritu de servicio y el entrañable cariño al Casino Español de México que siempre han demostrado.

En los años posteriores, la Biblioteca Hispano Mexicana recibió importantes donaciones de la embajada de España en México; del Instituto de Cooperación Iberoamericana; de la Generalitat Valenciana; de la Junta de Castilla y León; del gobierno de Aragón; de los Ministerios de Educación y Cultura, del Trabajo, de Justicia y de otras entidades oficiales por parte de España; y de las Academias Mexicanas de la Lengua y la Historia; del Fondo de Cultura Económica, de la Universidad Nacional Autónoma de México, de El Colegio de México y de las editoriales Planeta y Miguel Ángel Porrúa, por parte de México; además de las donaciones de los propios socios y amigos del Casino.

La donación realizada por los socios de honor Carlos y Juan Luis Prieto Jacqué, de 2 312 volúmenes, que constituían una parte sustantiva de la biblioteca privada de la familia Prieto, se encuentra catalogada y clasificada en aproximadamente el 50%. Esta colección contiene valiosas obras literarias con diferentes temas que eran de interés para el destacado músico.

De su propia autoría se encuentran las obras como:

  • Los costos de producción y la industrialización de México. El director de la Escuela Nacional de Economía, Lic. Gilberto Loyo, creyó útil dar a conocer a los alumnos del plantel algunos de los problemas a los que se enfrenta la industria de México y que son expuestos por los hombres que se ocupan y preocupan diariamente en ellos. El autor expone lisa y llanamente, sin empaque retórico ni doctrinal, algunas reflexiones sobre el desarrollo de la vida industrial de México.
  • La moderna escuela musical española, conferencia del movimiento musical tan pujante y magnífico que se ha presentado en España, pronunciada por D. Carlos Prieto el día 17 de septiembre de 1926 en la Escuela Nacional Preparatoria. Esta conferencia pertenece a la serie titulada “La España actual”, organizada y patrocinada por el fervoroso e inquieto Grupo Ariel.
  • El Océano Pacífico: navegantes españoles del siglo XVI, libro dedicado a aquellos curiosos de la Geografía y de la Historia del Océano Pacífico, que ocupa más de un tercio de la superficie del globo terrestre, y también para aquellos no menos curiosos, pero apresurados viajeros del aire que diariamente y por millares vuelan sobre él. El interés de saber quiénes en el siglo XVI descubrieron, navegaron y exploraron, en galeones de vela, ese inmenso mar que sucesivamente recibió los nombres de Mar del Sur, el Pacífico y el Gran Golfo, y que fueron esforzados españoles que con arrojo y pericia hubieron de sufrir indescriptibles penalidades y sacrificios en cumplimiento de la misión que los Reyes de España les habían encomendado.

 

Otro ejemplo de las valiosas obras que alberga la Colección Carlos Prieto es Introducción al Siglo de Oro, libro escrito por Ludwig Pfandl, que data del año 1929, donde se realiza una descripción a modo de ensayo de la cultura y las costumbres existentes en España durante los años 1550 (llegada de Felipe II) y hasta 1681 (muerte de Calderón). El libro se encuentra dividido en once capítulos en los que se exponen diferentes aspectos de la cultura española. Dentro de la descripción se encuentran temas como: el reinado de Felipe II, los tres últimos reyes de la casa de Austria, el sistema de gobierno, la inquisición, sociedad, educación, enseñanza y las características de la vida diaria, entre otros, de manera que es importante hacer énfasis en lo que Ludwig Pfandl reconoce como «cultura», ya que se enfoca en el éter de las cosas; las circunstancias exteriores e interiores, materiales y espirituales dentro de las cuales se desarrolla la producción artística y literaria, lo que tiene como objetivo situar al lector en un momento histórico determinado, que le permita generar un juicio propio acerca de las circunstancias desde la identidad española. Su obra intenta revivir momentos históricos con toda su diversidad y su ambiente; para ello, recopila diferentes escritos que incluyen: relatos curiosos de viajes, libros de costumbres, teatro, mística, novela picaresca, rarezas bibliográficas, ediciones antiguas y manuscritos olvidados. Así mismo, cuenta con imágenes, las cuales pueden incluir retratos de aquellas personas representativas de la época, paisajes, edificios o ciudades, muestra partituras, así como un apéndice donde se exponen escritos acerca de los temas aplicados dentro del libro. También se destaca la descripción que brinda acerca de la mujer española, a quien muestra como un ser idealizado: madre, esposa, santa.

Introducción al siglo de oro muestra una ardua y profunda investigación de la cultura española, donde se explica la identidad de España existente durante la época, así como la descripción detallada de los temas. Por ejemplo, al hablar de religión hace referencia a tres tipos de prácticas religiosas: diarias, días festivos y espiritualidad. Así mismo, describe el culto a la Virgen que se muestra de forma evidente en la cultura, explayando su representación en la fe de los milagros y las leyendas que se encuentran en las provincias europeas. Por tanto, esta obra describe la vida diaria donde no sólo muestra los beneficios y las virtudes de la vida española, sino la realidad de la sociedad, describiendo las calles y viviendas como lugares poco cuidados y cuya limpieza dejaba mucho que desear; describe las ciudades de Toledo, Madrid y Sevilla como las más representativas para el arte y la cultura de la época. Además hace mención del clero y los miembros de la nobleza.

 

Hasta aquí una breve semblanza de la influencia importantísima que tuvo don Carlos Prieto en la vida cultural del Casino Español y que a manera de homenaje se plasma su nombre en la denominación de la biblioteca.

 

Bibliografía

  1. Gutiérrez Hernández, Adriana. Casino Español de México: 140 años de historia. México: Porrúa, 2004. 333 p.
  2. Pfandl, Ludwig. Cultura y costumbres del pueblo español de los siglos XVI y XVII: introducción al estudio del siglo de oro. Barcelona: Araluce, 1942. 378 p.

Prieto, Fernández de la Llana, Carlos.

  1. Los costos de producción y la industrialización de México.México: UNAM, 1949.
  2. La moderna escuela musical española. México.1927.
  3. El Océano Pacífico: navegantes españoles del siglo XVI.Madrid:Alianza, 1975.

Share Button

De clic aquí para leer las Directrices y Criterios para los Archivos Privados en el SNA.