Un nuevo arzobispo en Ciudad de México

La diócesis de México fue erigida canónicamente por el papa Clemente VII el 2 de septiembre de 1530, apenas nueve años luego de la caída de México-Tenochtitlan, y fue elevada a Arquidiócesis el 12 de febrero de 1546. Su primer obispo y arzobispo fue el franciscano fray Juan de Zumárraga. En esta ocasión el Seminario Conciliar de México nos comparte una semblanza de algunos de ellos, cuyas obras han destacado en la historia del país.

De clic aquí para leer las Directrices y Criterios para los Archivos Privados en el SNA.