La Colección Cervantina “Carlos Prieto” del Tecnológico de Monterrey | Por Daniel Sanabria*

Ejemplar de la Biblioteca Cervantina “Carlos Prieto” del ITESM.

Ejemplar de la Biblioteca Cervantina “Carlos Prieto” del ITESM.

Considerada una de las colecciones cervantinas más importantes no solo en México, sino a nivel mundial, es bueno repasar algunos aspectos de su llegada al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), así como las características de la misma.

Esta Colección fue donada al Tecnológico de Monterrey por su propio dueño, lo que obligó a considerar la misma de una manera especial, por su valor y trascendencia.

De este modo se resolvió por parte del Consejo de Directores del ITESM en su momento, dejar al donador la posibilidad de dar nombre al espacio en el que se albergaría esta colección. De la voluntad del mismo Carlos Prieto nace entonces esta designación de Biblioteca con su nombre “Miguel de Cervantes Saavedra”, inaugurada dentro del propio edificio de Biblioteca, el 5 de noviembre de 1954.

En el evento de inauguración, Carlos Prieto emite un discurso precioso y preciso, en el que ofrece los tres motivos por los que dona al Tecnológico de Monterrey esta colección:

  1. Para poder colaborar en la formación cultural de los estudiantes, en complemento a su formación técnica.
  2. Para poder afirmar el idioma español ante la influencia del idioma inglés del vecino del norte.
  3. Como una muestra de gratitud personal a Monterrey por todo lo que le había dado la ciudad.
Ejemplar de la Biblioteca Cervantina “Carlos Prieto” del ITESM.

Ejemplar de la Biblioteca Cervantina “Carlos Prieto” del ITESM.

La colección inicial, donada por el generoso asturiano, está conformada por 975 volúmenes, unas 571 obras en total. Son 205 ediciones en español publicadas en 10 países, además de 60 traducciones en 14 idiomas.

Son 75 las ediciones de obras menores de Cervantes (novelas ejemplares, entremeses, etc.) y 201 las obras referidas a crítica, biografía, bibliografía, pero del propio Cervantes y sus trabajos.
Los Quijotes más antiguos son los publicados en Bruselas (1607) y en Milán (1610), cuando aún vivía Cervantes y no se había publicado la segunda parte de su gran éxito. De hecho, son las obras más antiguas de esta colección.

Adicionalmente encontramos la primera edición mexicana de este gran clásico, publicada en 1833 por Mariano Arévalo, así como dos ejemplares de la edición de Ignacio Cumplido, de 1842.

En esta colección hay ediciones que ofrecen sus peculiaridades, como las que presentan dibujos de Doré y de Picasso, o como aquellas que tienen hojas de corcho, o aquella edición miniatura de 1947, que recoge al Quijote en dos volúmenes.

Ejemplar de la Biblioteca Cervantina “Carlos Prieto” del ITESM.

Ejemplar de la Biblioteca Cervantina “Carlos Prieto” del ITESM.

La colección original se ha engrosado con el pasar del tiempo, por la recepción de nuevas donaciones, lo que ha llevado la cantidad de ediciones en español hasta las 221 y las traducciones hasta 82 ediciones en 19 idiomas. Las obras menores alcanzan actualmente 81 ediciones y 276 títulos sobre Cervantes y su obra.

Adicionalmente podemos hablar de la existencia de 47 adaptaciones del Quijote en 7 idiomas, y de otros 94 títulos que son derivaciones de las demás obras de Cervantes.

En resumen, la Biblioteca Cervantina custodia actualmente 303 ediciones del Quijote en total y 47 ediciones de adaptaciones de la obra.

* Patrimonio Cultural y Biblioteca Cervantina
Tecnológico de Monterrey, Vicerrectoría de Normatividad Académica

Share Button
CLOSE
CLOSE