Vocación al desorden. La florida vida del Padre Vacaciones Montes

Por Luis Alexis Pacheco Martínez**

Resumen: Se presenta un manuscrito resguardado por la Biblioteca Eusebio F. Kino, testimonio de un estudiante del Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo en 1734. Además de algunas consideraciones acerca del valor histórico que representan nuestros archivos y bibliotecas.

La biblioteca Eusebio F. Kino, de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, en su incansable labor por conservar su gran acervo cultural e histórico, siempre se ha preocupado por tener al día el orden de este. De tal suerte que surgen, en medio de su trabajo, piezas de un incalculable valor, que aportan información para la construcción histórica de la propia Compañía; y la historia de México y el Mundo.

Gracias a esta labor apareció una obra que he tenido la fortuna de revisar. Se trata de un manuscrito fechado en el año de 1734 con el título “VIDA FACETA Ridículas Costumbres, y Traviesos Portentos del Maravilloso y Florido Padre VACACIONES MONTES del Orden del Desorden Escrita por un Ordenado del Mismo Desorden, Quien la dedica A N[uest]ro R[everendisimo] Generalisimo P[adre] JOSEPH SOLCHAGA Padre, Protector, Amparo, y Promotor de nuestros desordenes.

El texto narra lo vivido por los estudiantes del Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo en sus vacaciones de 1734. El periodo en que los estudiantes y algunos clérigos salieron del colegio para descansar y recrearse forma un cuerpo que cobra vida en el Padre Vacaciones Montes; lo dinámico de este nombre se hace presente a lo largo de la historia y la convierte en una excelente y divertida obra literaria.

La vida faceta del Padre Vacaciones Montes.

Nació Vacaciones Montes en un lugar humilde… así comienza nuestro autor su historia que tiene como intención relatar a sus compañeros todo lo que les sucedió al ir de vacaciones en aquel 1734, y brindarles con ello un momento de regocijo en la última noche que pasaron en Jesús del Monte. La dinámica narrativa sigue la forma de una hagiografía, género que alcanzaría una estructura definitiva hacia el Siglo XVIIIi.

El nacimiento de Vacaciones aconteció el 28 de agosto y su muerte el 14 de septiembre, un periodo al que llamaban “vacaciones primeras”; siendo las más divertidas según el texto, ya que los que llegaban a las “segundas” venían de hacer lecturas que se pasaban comentando en sus días de descanso, esta división se da por la gran cantidad de alumnos con los que contaba el Máximo.

El punto álgido de la vida del Padre Montes es su provincialato sobre el Colegio Máximo, que hace alusión a los días que pasaron en Jesús del Monte. Al enterarse de tan buenos gobiernos que el Padre había tenido en otros colegios, los alumnos de San Pedro y San Pablo ya deseaban que les tocara también Vacaciones.

Las manos y pies de tan alegre provincial eran las de todos los que habían ido a vacación aquel año, pues cada uno debía poner de su parte para que el tiempo en el monte fuera lo más ameno posible. Hubo quien con su carisma alegró las tardes de lluvia en que no podían salir. Además, para las noches, antes de dormir, cada uno tendría que preparar una actividad de entretenimiento y diversión para sus compañeros.

Esta parte del texto es muy rica, pues abre una ventana a lo privado que permite apreciar prácticas y costumbres de la época y de la educación que recibían. A excepción de los sábados, que dedicaban al culto de la Virgen María, no faltó actividad los demás días, mismas que iban desde los juegos y canciones hasta las puestas en escena que tanto agradaban a los Jesuitas.

El carácter del Padre Vacaciones siempre fue festivo y cordial, se ganó el corazón de todos los miembros del Máximo, mismos que ya deseaban que fuese inmortal. Entre los portentos que obró se encuentran: su poder sanador para con aquellos que llegaron enfermos al Monte; los resucitados que con el descanso volvieron a la vida; además de la libertad y alegría que permitieron que aquellos más reservados se soltaran y disfrutaran del periodo vacacional.

El capítulo once, que se titula Ultima enfermedad y preciosa muerte del Padre Vacaciones, cierra el ciclo de vida del personaje en una forma asombrosa. Los sentimientos de los alumnos que están por dejar el monte son tan bien reflejados por el autor, que los expone con una narrativa exquisita. Al fin el 14 de septiembre de 1734 murió Vacaciones Montes, quien no dejo de seguir asombrando con sus portentos aun después de muerto, incluso con los alumnos ya de vuelta en el colegio.

Valor histórico y documental.

El manuscrito que resguarda la biblioteca Eusebio Kino es una pieza única tanto en su elaboración como contenido. La letra dibujada rinde cuenta de un maestro de caligrafía detrás de quien escribe; la estructura que se le dio es la de un impreso con portada y preliminares, ya fuese como simple mofa o con algún interés particular. Estos rasgos permiten al investigador acercarse más a esta sociedad que vive entre el impreso y el manuscrito.

Como fuente para la historia nos ofrece una variedad de temáticas de las que puede ser testimonio, como ejemplo tres de mi especial interés. En primer lugar, el autor de la obra; quien no se presenta de forma explícita, pero que en los preliminares se enuncia en forma de adivinanza. Domingo Paz se llamaba y aquellas serían sus últimas vacaciones pues había terminado con sus estudios.

Es importante señalar, que todos los nombres de clérigos y novicios que aparecen en la Vida Faceta son reales, y se pueden verificar en el diccionario bio-bibliográfico de la Compañía de Jesúsii. Domingo Paz nació en 1706, es muy probable que haya sido un alumno y clérigo ejemplar pues llegó incluso a dar clases de teología moral en el colegio de Guatemala. El diccionario dice de él que era: “de ingenio, juicio y letras, bueno; de suficiente prudencia; de alguna experiencia; de complexión templada y de talento para todo”

Solo se menciona como producción del Padre Domingo Paz un sermón fúnebre, esto puede deberse a que, quien escribió los volúmenes 15 y 16 del diccionario que corresponden al Siglo XVIII, dice contar solo lo relevante en cada biografía. Aunque es más probable que tras la expulsión de los Jesuitas en 1767 el desamparo de los archivos y bibliotecas haya provocado la dispersión y/o perdida de muchas obras. Resultaría interesante encontrar más textos del Padre Paz que seguramente debe ser más de uno.

Un segundo tema sería, el rescate de algunos aspectos de la vida cotidiana en la capital de la Nueva España durante el Siglo XVIII. Por último, el tema que me encuentro investigando que trata sobre el estudio de la práctica de las vacaciones, que por ser considerado nimio no se le ha prestado atención.

Consideraciones últimas.

Los aportes que los archivos y bibliotecas brindan a la labor del historiador son de incalculable valor. Sin los trabajos de orden y conservación muchos testimonios se perderían, es por eso por lo que resulta tan importante mejorar las condiciones de estos recintos en nuestro país, invertir en los trabajos de registro, catalogación y conservación, así como la difusión, que permita a la sociedad reconocerse en ellos y apreciarlos como un elemento primordial de su patrimonio, herencia y presencia del pasado.

La biblioteca Eusebio F. Kino cumple su parte como baluarte de su acervo, toca a los investigadores la responsabilidad y honestidad al tratar sus fondos documentales. En la llamada operación historiográfica, el historiador se presenta como juez para decidir que vale

en su investigación, pero no puede menospreciar ningún documento o testimonio, de tal modo que todos debemos ayudar al cuidado y fortalecimiento de los sitios que resguardan las huellas del pasado.

La Vida Faceta… es un claro ejemplo de esos textos que se encuentran aún inéditos, que quieren hablar y que no siempre son valorados. Nuestra responsabilidad es apreciarlos y compartir su testimonio. Ojalá que este manuscrito sea revisado por el investigador o por el amable lector, y encuentre en él respuestas, diversión y descanso. Que quien se acerque a él lo valore y se maraville con esta muy bien (en palabras de su autor) sazonada historia.

**Luis Alexis Pacheco Martínez, recién egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia interesado en temas relacionados con las representaciones sociales y la cultura escrita y estudioso de los fondos antiguos de la Biblioteca Eusebio F. Kino

iDurán, Norma, Retorica de la Santidad, UIA, México, 2005.
iiP. José Gutiérrez Casillas S. J. Diccionario Bio-Bibliográfico de la Compañía de Jesús en México. Vol. 16, Editorial Tradición, México. 1977

* Para acercarse al contexto del colegio Máximo y de la Hacienda de Jesús del monte se pueden leer los textos:
-Frost, Elsa Cecilia, Los Colegios Jesuitas, en: Historia de la vida cotidiana en México Vol.
2 “La ciudad Barroca”, COLMEX, CFE, México, 2005.
-Díaz de Ovando, Clementina, El Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo, UNAM, México, 2da edición 1985.

Share Button

Speak Your Mind

De clic aquí para leer las Directrices y Criterios para los Archivos Privados en el SNA.