Imágenes que valen más que mil palabras, el Archivo la Sociedad Cuauhtémoc y Famosa

Osvaldo Aguilar López
Centro Eugenio Garza Sada

En vísperas de la promulgación de la Constitución Mexicana de 1917, el clima laboral en Nuevo León comenzaba a dar pasos hacia un cambio sustancial. La clase obrera regiomontana veía en el Art. 123 una ventana hacia mejores condiciones laborales, salariales y de salud dentro de sus espacios de trabajo. Si bien las empresas regiomontanas fueron reacias a cambiar las precarias condiciones al interior de las industrias, la Cervecería Cuauhtémoc vio en la creación de una sociedad cooperativa un modelo que permitía a su trabajador gozar de prestaciones incluso mejores a las de la ley y, al mismo tiempo, mantener una fuerza de trabajo productiva.

El reflejo de esta situación se materializó en el nacimiento de la Sociedad Cuauhtémoc y Famosa (SCYF) en 1918, que en un principio tuvo otros nombres hasta que en 1932 adoptó el que mantiene hasta la actualidad. El objetivo de este organismo siempre fue claro, no solo crear “una institución que auxiliara en casos de urgencia, sino una sociedad que promoviera el bienestar a lo largo de la vida”.1 Implementando una caja de ahorros para empleados, espacios de atención a la salud para trabajadores y sus familias así como programas de cultura y deporte, obreros y patrones fomentaron el mejoramiento “moral, material y cultural”2 de los miembros de SCYF.

En sus cien años de vida, la Sociedad Cuauhtémoc y Famosa vio pasar por su seno a infinidad de socios cuyas vivencias se preservaron gracias a la revista Trabajo y Ahorro (TYA), nacida en 1921. Dicha publicación da cuenta de aquellas actividades, beneficios y programas que la Cervecería Cuauhtémoc y sus empresas filiales brindaron a sus asociados. En sus páginas convivieron columnas de reflexión, espacios para la poesía y literatura, notas deportivas, que se vieron enriquecidas por fotografías que ilustraban estos eventos.

ASCYF, Fondo Arte y Cultura, Sección Eventos Culturales, no. 40, Presentación musical en la Concha Acústica SCYF, ca. 1955

En las páginas de la Revista TYA las palabras eran acompañadas por imágenes. Se capturaba la acción del deporte, las ventajas de los espacios clínicos, la recreación de los conjuntos artísticos y el ejercicio de la democracia durante las elecciones de la Mesa Directiva de SCYF. Estas fotografías formaron un acervo único en Monterrey que da testimonio de la vida cotidiana de trabajadores afiliados a SCYF en todo México.

Con cerca de 60 mil fotografías, el acervo fotográfico de la Sociedad Cuauhtémoc y Famosa está siendo clasificado, catalogado y digitalizado por el Centro Eugenio Garza Sada, con el objetivo de dar a conocer la vida y actividades del trabajador fuera del espacio laboral. Ante la gran cantidad de imágenes, y con el proceso de depuración y clasificación terminado, la labor de catalogación ha sido ardua pero gratificante.

ASCYF, Fondo Deportes, Sección Futbol, no. 1, Oncena de Futbol “Cervecería Nogales”, 29 de julio de 1945

El acervo ha sido clasificado en veinte Fondos que engloban Deportes, Festejos y Celebraciones, Directivos, Ahorro y Préstamo, Proveeduría, Seguros, Salud, Vivienda, Elecciones, Arte y Cultura, Servicios Económicos, Empresas Patrocinadoras, Sociedades Hermanas, Educación, Academias y Cursos Deportivos, Recreación, Socios, Comunicación, Instalaciones y Álbumes. Eugenio Espino Barros, Refugio Z. García, José Mayorga y otros fotógrafos anónimos, recuperan a los protagonistas de partidos de futbol y beisbol, de cursos de corte y confección, eventos como el día de las madres, las campañas de elecciones y votaciones, las escuelas nacidas para los hijos de empleados, las diferentes clínicas para afiliados, entre otras actividades. Todas ellas igual de importantes en el desarrollo del obrero y valiosas para comprender la esencia de una institución que en el 2018 cumplió cien años de existencia ininterrumpida.

Archivo Sociedad Cuauhtémoc y Famosa, Fondo Salud, Sección Clínica Cuauhtémoc y Famosa, no. 47, Pacientes esperando su turno de consultar, ca. 1979

No solo eso, espacios donde convivieron los socios, emblemáticos para aquellos que los disfrutaron e interesantes para quienes no han tenido la oportunidad de visitarlos, aparecen a lo largo de estas fotografías. Sin duda, las imágenes rescatadas son de un valor incalculable para los investigadores interesados en la historia industrial, económica y social. El Centro Eugenio Garza Sada pondrá a disposición del público tan basta e interesante colección fotográfica.

1 César Salinas Márquez, El libro de oro de SCYF, (México: Font, 2018), 67

2 Ibíd., 68

Share Button

De clic aquí para leer las Directrices y Criterios para los Archivos Privados en el SNA.