Posee los más antiguos testimonios de papel moneda en México y excede las 2,240 piezas. Contiene también las emisiones que hizo el Banco Nacional de México entre 1884 y 1914, en denominaciones de 1, 2, 5 10, 20, 50, 100, 500 y 1,000 pesos que, por su circulación nacional y el prestigio de la Institución, fueron los de mayor aceptación en su época.

Incluye además, ejemplares de bancos estatales porfirianos, billetes revolucionarios y los emitidos por el Banco de México.

Complementan este acervo otras 224 piezas en metal: monedas mexicanas de la etapa virreinal, de la guerra de Independencia y de los siglos XIX y XX.