Una amistad que no acabó con la muerte | Lorena Pérez Hernández y Alejandra Gómez Morin Fuentes

“Una amistad sin sombras”, así definió Manuel Gómez Morin su amistad con Efraín González Luna, en un breve texto en el que relata su primer encuentro con el jalisciense previo a los trabajos de organización de Acción Nacional:

Fue a principios de 1939, cuando visité en Guadalajara, por primera vez, a Efraín González Luna. Intensamente concentrado, escuchó la somera descripción de la sombría situación de México […] Su grave respuesta fue inmediata: estaba dispuesto.
[…]
Y a partir de ese día, por veinticinco años más […] estuvo siempre dispuesto y en primera línea en el cumplimiento de la tarea común, […].
Así nació para mí una amistad sin sombras que me hizo conocer lo que es tener un hermano, un buen hermano mayor. Una amistad sin lagunas ni lapsos, en la que cambiábamos información, proyectos, lecturas, opiniones y discutíamos empeñosamente para buscar la decisión más justa, más valiosa para México. Una amistad que se extendió a todos los nuestros y a nuestros amigos y a nuestros compañeros de fe, de esfuerzo y de esperanza. Una amistad que no acabó con su muerte, que no terminará con mi muerte.1

Efraín González Luna, Manuel Gómez Morin y Roberto Cossío y Cosío | Archivo Manuel Gómez Morin

Efraín González Luna, Manuel Gómez Morin y Roberto Cossío y Cosío

Testimonio de esta amistad es la relación epistolar que ambos sostuvieron durante 30 años y que solo la muerte interrumpiría.2 No obstante, al encuentro de 1939, poca certeza se tiene sobre cómo se conocieron; varias hipótesis circulan hasta la fecha. Cuatro de ellas están contenidas en el libro de María Teresa Gómez Mont:3

1.- De acuerdo a Efraín González Morfín, hijo de González Luna, los dos abogados fueron presentados por Víctor Rendón en la Secretaría de Hacienda, no se precisa la fecha.
2.- Con el propósito de fundar la Universidad Autónoma de Guadalajara, uno de sus promotores, Jaime Robles Martín del Campo, convocó tanto a jaliscienses destacados como a universitarios de otras partes del país, entre ellos, González Luna y el rector Gómez Morin. Esta reunión tuvo lugar en el despacho de Emiliano Robles León, entre finales de 1934 y principios de 1935.
3.- De acuerdo a una carta fechada el 7 de mayo de 1934 de Salvador Ugarte, Director General del Banco de Comercio, dirigida a Gómez Morin en la que el primero recomienda a Efraín González Luna con motivo de una asesoría legal.
4.- Se refiere a una invitación de Gómez Morin a varias personas, entre ellas, González Luna para formar una sociedad editorial y distribuidora de libros y publicaciones fechada el 23 de enero de 1935.

Efraín González Luna y Manuel Gómez Morin | Archivo Manuel Gómez Morin

Efraín González Luna y Manuel Gómez Morin

Con el propósito de encontrar indicios documentales para corroborar estas hipótesis, siguiendo las pistas que Gómez Mont ofrece como son nombres, fechas y situaciones, se consultó el archivo personal de Gómez Morin y se encontró lo siguiente:

1.- No existe evidencia documental de este encuentro. Existe un expediente de Víctor Rendón que contiene dos fojas: una recomendación para su hermano y un agradecimiento por el envío de un libro, ambas fechadas en 1926.
2.- Existen dos expedientes uno de Emiliano Robles León y otro de Jaime Robles Martín del Campo, la correspondencia es posterior a estos años; 1940 a 1961 y 1941 a 1953, respectivamente. En la correspondencia entre Gómez Morin y González Luna tampoco se encontró ninguna mención sobre este encuentro. En ésta sólo se menciona a Emiliano Robles León en una carta del 13 de diciembre de 1934, con relación a la creación de una sociedad editorial y de una sociedad distribuidora de libros y publicaciones, la que remite la cuarta hipótesis.
3.- Esta fue la única pista que se corroboró documentalmente. La carta mencionada incluye dos cartas de González Luna, ambas con fecha del 3 de mayo, una dirigida a Salvador Ugarte en la que le pide que lo recomiende con Gómez Morin para una consulta legal y otra en la que él se presenta con Gómez Morin.
4.- La carta que cita Gómez Mont es posterior al inicio de este asunto ya que Gómez Morin envió la invitación desde el 26 de noviembre de 1934.

Esta última carta se identificó como la primera comunicación entre Gómez Morin y González Luna, y fue el primer documento con el que inicia el epistolario: Una amistad sin sombras. Correspondencia entre Manuel Gómez Morin y Efraín González Luna. 1934-1964, dicha invitación permitía presumir una relación ya existente, sin contar con que había una previa. Años después, con el propósito de documentar el primer encuentro entre los dos abogados, se consultó el trabajo de Gómez Mont y se logró ubicar la primera carta, la del 3 de mayo de 1934 en la que González Luna se presenta con Gómez Morin. Este documento hasta hoy inédito, deja claro que el testimonio de esta amistad, plasmado en más de tres mil cartas, recuerda a los tejedores de historias que éstas son provisionales, inacabadas, que cada día habrá pequeños y grandes descubrimientos que llevaban a reescribir las ya contadas para responder a un presente lleno de interrogantes.

  1. Manuel Gómez Morin, “Dintel”, en José Bravo Ugarte, Efraín González Luna, abogado, humanista, político, católico, México, Ediciones de Acción Nacional, 1968, pp. V-VII.
  2. Esta correspondencia fue exhumada de sus archivos personales y está contenida en Una amistad sin sombras. Correspondencia entre Manuel Gómez Morin y Efraín González Luna. 1934-1964, Selección, edición, notas y estudio preliminar de Ana María González Luna Corvera y Alejandra Gómez Morin Fuentes, III Tomos, México, FCE-Fundación Rafael Preciado Hernández, 2010.
  3. María Teresa Gómez Mont, Manuel Gómez Morin, 1915-1939. La raíz y la simiente de un proyecto nacional, México, FCE, 2008, pp. 774-775.
Share Button
CLOSE
CLOSE