El Archivo Casasola

Indígena de la Sierra Taraumara. Fotografía tomada en 1935 por Gustavo Casasola Zapata | Colección Gustavo CasasolaMi querido padre y maestro Don Agustín Víctor Casasola, me refería, allá por la primera década de este siglo, que cuando hacía reportajes con sus compañeros Amado Nervo, Luis G. Urbina, Antonio Rivera de la Torre, Miguel Necochea y otros, sintió la necesidad de ilustrar sus artículos. Hubo que comenzar con una pequeña y modesta cámara fotográfica, con la que llegó a conseguir resultados halagadores.

En el año de 1900, atraído por la nueva modalidad, tal vez más acorde con su temperamento, dejó el oficio de reportero para convertirse en fotógrafo de prensa, y con tan buena suerte, que desde el principio entró de planta en el diario El Tiempo.

Muy pronto se caracterizó por su dinamismo y percepción clara del sentido de su nueva profesión, al captar oportunas y significativas escenas de los sucesos políticos, sociales y populares de la época. Su reciente habilidad no pasó inadvertida para el licenciado Rafael Reyes Spíndola, quien no tardó en llamarlo para que fuera a trabajar a El Imparcial.

Villa y Zapata en la silla presidencial encabezando el gobierno de la convención de Aguascalientes. 6 Diciembre de 1914. Fotografía de Agustín Víctor Casasola | Colección Gustavo CasasolaSi ya de reportero coleccionaba ilustraciones, documentos y libros, con mayor razón y entusiasmo, continuó formando su archivo al dedicarse a la fotografía periodística.

Cuando en las noches o en sus días de descanso lo organizaba, me sentaba a su lado y me explicaba los asuntos de las ilustraciones y de los personajes que en ellas figuraban me esbozaba biografías, pasajes históricos y anécdotas de todo cuanto pasaba por sus manos. Así fue como empecé a conocer los acontecimientos de aquellos tiempos.

El Presidente de la republica General Porfirio Díaz llegando a la celebración del día de la independencia de Estados Unidos el 4 de julio de 1910. El 2 de julio de 1915 falleció en la ciudad de París, Francia. | Este año, se cumplen 100 años de su fallecimiento y hay expresiones en Oaxaca, sobre todo, que proponen repatriar sus restos. | Colección Gustavo CasasolaAgustín Víctor Casasola fue un trabajador infatigable. Soportó amarguras y privaciones y, en cumplimiento de su deber profesional, estuvo a punto de perder la vida en varias ocasiones. No obstante, tuvo gratos estímulos y no pocas satisfacciones, recordaba con emoción la vez que el licenciado Reyes Spíndola lo distinguió premiando su magnífica labor informativa.

Fue maestro de periodistas y fotógrafos que aún lo recuerdan con cariño. A sus hijos y nietos les dejó la mejor de las herencias, la honorabilidad y el apego al trabajo.

El Archivo Casasola continuó creciendo pero el destino quiso que el 30 de marzo de 1938 Agustín Víctor Casasola nos dejara para siempre.

Actualmente parte el legado del archivo fotográfico y hemerográfico ha sido fuente para investigadores en materia fotográfica mexicana, en manos de Gustavo Casasola Salamanca y Vania Casasola Córdova, propiciando el desarrollo al patrimonio visual en exposiciones y publicaciones de índole histórica y social.

 
Tomado de: Historia Gráfica de la Revolución Mexicana. Ed. Archivo Casasola, México, 1ª ed. 1942. Las imágenes de esta entrada no pueden ser reproducidas en su totalidad o en detalle ni transmitidas por ningún medio sin la autorización escrita de Casasola México.

Share Button
CLOSE
CLOSE